Breve historia de la precaria Ana Joaquina – capítulo 2

Los buenos deben saber tener paciencia, como los malos evitarla.

No.

Los buenos saben tener paciencia, porque esperan el bien; los malos, porque ansían provocar el mal lo antes posible, la desprecian.

Aprendí a admirar estas frases redondas, paradójicas y sabias en los libros de la biblioteca de las monja, pero quizás no estoy todavía preparada para producirlas. Diré, solo, que como yo no soy ni buena ni mala, sino simplemente un ser que camina por el mundo, no podía llegar a cumplir los 18 años; el tiempo no pasaba, todo era igual a sí mismo menos yo, y así, crecida, en un cuerpo crecido y con una inteligencia crecida, el mundo a mi alrededor se me quedaba pequeño.

Afortunadamente, las monjas parecieron comprender esto con un instinto centenario y obtuso, y me permitían escapadas algo más largas al pueblo, por el monte, pero no, todavía, más allá de la línea de tren que me unía a la civilización. En estos paseos veía yo muchas cosas de las que nadie me había hablado y que tampoco aparecían en mis libros; no las entendía, pero las fijaba en la memoria para intentar más adelante asimilarlas.

Me refiero, por ejemplo, a la política, que estaba totalmente ausente del día a día del convento, como si no les afectase nada de lo que ocurriese más allá de sus muros y no les uniese a sus semejantes nada más que una compasión indefinida y una creencia sin consecuencias en la salvación de la humanidad. En Berriz, que no es el centro de nada ni está ni siquiera mínimamente cerca de nada, encontré pintadas en las paredes, carteles en euskera (lengua que las monjas solo me habían enseñado de una forma muy rudimentaria y displicente), banderas en los balcones, pancartas en el ayuntamiento.

Supe que en algún momento tendría que decidir si esas cuestiones me implicaban a mí o no, pero también supe que ese no era el momento de decidirlo. Al fin y al cabo, solo tenía dos o tres horas cada tarde para pasear, y la biblioteca del convento parecía no acabarse nunca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.