El edificio (reboot, 150)

Pasan los años, los siglos, se apaga la memoria de la Humanidad, se borra la última línea de la última página del último libro…

En el lugar donde una vez estuvo el edificio se asienta una comunidad nómada; instalan allí sus tiendas, atan sus cabras a palos clavados en la arena, instalan sus totems sagrados. La elevación del terreno les ofrece protección y dominio del territorio; deciden instalarse definitivamente, comenzar a cultivar el trigo y abrazar el sedentarismo.

En el centro de la meseta cavan un pozo; el agua que consiguen extraer es oscura y está llena de seres inquietos y gelatinosos, pero después de hervirla cinco veces parece potable, y apenas provoca diarreas graves. Alrededor del pozo construyen una pirámide, que por algún motivo queda incompleta; en el centro de la pirámide entierran a sus muertos, junto con todo tipo de utensilios avanzados, joyas, ofrendas.

Los habitantes de este poblado nómada-sedentario tienen unos ojos múltiples, como los de las moscas, y una extraña coloración azul en el pelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.