El edificio (reboot, 146)

Un físico teórico de la universidad de Burgund ha propuesto una teoría revolucionaria: si observamos cada átomo, cada partícula subatómica, cada neutrón, protón, electrón, muón, bosón, fermión, quark, veremos que en realidad son un pequeño edificio completo, con sus cimientos, sus anillos, su atrio, su aguja, su infinitesimal vida interior; del mismo modo, si de algún modo consiguiéramos salirnos del universo y observarlo desde una distancia suficiente, veríamos que, sí, también tiene forma de edificio, un edificio tan gigantesco que nuestra galaxia sería solo una partícula en un átomo de un grano de arena incrustado en el engranaje de uno de sus ascensores. Ni siquiera sus colegas físicos teóricos saben si este hombre habla en serio o en broma, en un sentido literal o metafórico, si lo que propone es un modelo o una realidad. Probablemente no sea otra cosa que un ejercicio de nostalgia: intentar reaprehender lo inaprehensible. El edificio no nos pertenece, ni siquiera pertenece a la historia. El edificio no es de este mundo, y no hay fuerza gravitacional ni teoría de cuerdas que cambie eso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.