El edificio (reboot, 106)

La aguja del edificio se inclinó por encima del ángulo crítico la mañana del siete de noviembre del año 8.967 del edificio. (Sí, la gente había vuelto a medir el tiempo en años, ahora que la era del edificio estaba llegando a su fin). Las vigas centrales, ya torcidas, se quebraron; la aguja se desprendió, pero, unida como estaba todavía por cables y alambres y vigas menores y por la voluntad férrea de permanencia que hasta ese momento había mantenido en pie el edificio, no cayó hasta el suelo: se dobló sobre sí misma, trazó una elegante curva en el aire y se empotró nuevamente contra el edificio, aunque en posición invertida. Visto desde lejos, fue como si un escorpión gigante se hubiera clavado el aguijón a sí mismo. El efidicio era ahora un volcán de hielo, abierto por la parte superior, lleno de un pánico y una rabia fría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.