El edificio (reboot, 105)

[Algunas palabras deberíamos retirarlas del diccionario después de la caída del edificio, como se retiran los dorsales de los grandes jugadores cuando acaba su carrera. Edificio, albino, aguja, ascensor, pero también magnífico, imponente, terrible, son palabras que ya nunca podrán ser dichas de la misma forma, o sea, siempre serán aplicadas de forma impropia. ¿Cómo podrá alguien en el futuro decir “atrio” sin estar pensando en el gran atrio cónico, hipnótico, aparentemente infinito alrededor del cual se organizaba el edificio? ¿Es que hay otros monos después de los monos cuyos chillidos agonizantes entre las ruinas conmovieron al mundo? Si lo hacemos, si cercenamos así nuestro vocabulario, quizás nos encontremos con un lenguaje más pobre, pero también más puro y más exacto, y sobre todo evitaremos el peligro de revivir, por error o descuido, los días gloriosos y terribles iba a existir, existió, dejó de existir delante de nuestros ojos y para nuestra desgracia]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s