El edificio (reboot, 86)

—¿Y qué hicieron las autoridades cuando empezaron a arder ascensores?

—¿Qué autoridades? Ya te he dicho que el edificio, o sea, los habitantes del edificio, son una cosa orgánica, anárquica, como bacterias en un caldo de cultivo o la penicilina que aparece en los hongos de un sandwich echado a perder.

—Qué asco.

—Al principio sí había un simulacro de autoridad, pero nunca estuvo centralizada. La gente se organizaba alrededor de los servicios más próximos como en los barrios de antes. Pero había áreas grises, zonas de nadie, espacios vacíos cada vez más grandes. Al final, esos espacios vacíos ocuparon el edificio entero; cada planta, cada círculo, cada apartamento se autogestionaba.

—¿Y eso no es bueno?

—Dímelo tú: si un ascensor arde en la planta 401 y sube ardiendo hasta la planta 583, ¿quién se va a ocupar de apagarlo? ¿Los monos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.