El edificio (reboot, 54)

En cierto modo es una pena que la Guerra Fría acabase antes de que viniese a existir el edificio; si la Guerra Fría no hubiese acabado, el edificio miraría a los dos bloques, al bloque comunista y al capitalista, con el desdén divertido de un adulto que ve a dos niños pelearse por un juguete, y cuando terminan de pelarse, magullados y doloridos, les invita a un helado para que dejen de llorar. (En esta metáfora, el edificio es el adulto, y el juguete. Y el helado).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s