El edificio (reboot, 43)

El edificio tiene, por supuesto, todos los servicios necesarios e imprescindibles integrados en su estructura. Hay un hospital cada cincuenta pisos; una escuela cada veinticinco; una universidad cada setenta y cinco. En ese sentido, el edificio es rigurosamente igualitario.

Pero el edificio tiene forma de cono alargado, de manera que cuanto más se sube menos gente vive en cada piso. Así, el hospital situado en la planta veintisiete está siempre abarrotado de gente (porque además de a los residentes de las plantas bajas tiene que atender también a los visitantes externos, a los que los edificiarios culpan del colapso), mientras que el situado en la planta trescientos cincuenta y dos está casi siempre vacío, limpio, ordenado, disponible, y en el hilo musical suena una melodía relajante que armoniza con la clara precisión de las vigas metálicas y el vidrio reluciente de las ventanas. En ese sentido, el edificio es un cabrón.

(El compositor de la música que suena en el hilo musical del hospital de la planta trescientos cincuenta y dos vive en la planta trescientos cincuenta y tres; pero no creo que haya que sacar muchas conclusiones a partir de este dato).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.