El edificio (reboot, 33)

Fueron días de una felicidad absoluta, de una tristeza insondable. Las grandes preguntas de la humanidad seguían sin tener respuesta, pero habían dejado de tener sentido como tales preguntas. Para ellas, ante ellas, contra ellas, estaba el edificio; saber de su existencia y de su enormidad aniquilaba la duda y la ignorancia, sustituyéndolas por el profundo agujero negro de la certeza. Era el fin de la historia, con forma de aguja hipodérmica.

Dicen que el lugar más triste del mundo es el edificio, porque desde él no se puede ver el edificio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s