El edificio (reboot, 22)

“Uña gigante / de un animal prehistórico…” “Una aguja lanzada / desde el centro de la Tierra / hasta el infinito de los astros…” “El pelo erizado de un planeta”. “Ciprés sin cementerio”. “Pene fecundador de galaxias”. “Espina”. “Chorro”. “Hilo de aluminio estirado por las tenazas de dios”.

Nada.

La literatura sobre el edificio existió desde antes de que el edificio existiese, pero nunca alcanzó cotas muy elevadas. A lo mejor era demasiado grande para tener cabida en la palabra, o demasiado absurdo.

(Entonces, yo, aquí, ¿qué…?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s