El edificio (reboot, 10)

Un día el edificio era una cosa imposible: un sueño de la razón o una pesadilla de un niño que ha comido demasiado azúcar. Una historia como de otro tiempo que o se ha olvidado o nunca ha de llegar.

Y al día siguiente el edificio era real, material, tangible; crecía delante de los ojos, bajo los pies, ante la sorpresa de sus mismos creadores. Pero sin dejar de ser, al mismo tiempo, una cosa imposible, un sueño de la razón, una pesadilla de un niño alucinado porque aunque no puede verse la nuca, sabe que allí tiene un agujero por el que se le escapa la sangre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s