El huésped (22)

Con la regularidad del reloj.
Con la regularidad del metrónomo.
Con la regularidad del calendario le vuelve el dolor en el abdomen.
Una vez cada treinta días aproximadamente.
Una vez cada treinta días, durante tres o cuatro días.
No necesita pensar mucho para saber lo que es.
No necesita buscarle explicaciones extraordinarias.
No necesita ir al médico.
Sabe lo que es.
Sabe cómo se llama.
No quiere decir cómo se llama.
Le duele cada mes, cada mes le duele.
Le duele el abdomen, pero no sangra.
Le duele el abdomen pero no hay sangre por ningún lado.
No sabe si eso es bueno o malo.
No hay sangre porque no tiene útero.
Tiene un ovario, pero no tiene útero.
No sabe si eso es bueno o malo.
Cada vez admira más a su madre.
Y a la chica que le gusta del trabajo que no se acuerda cómo se llama.
Cada vez las admira más.
Sobre todo, durante esos tres o cuatro días por mes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s