El edificio (25)

(Hay un ascensor, o mejor, un pequeño montacargas, que conecta el piso 117 con el piso 174; solo esos dos pisos. No se ha conseguido encontrar una explicación razonable para su existencia. Los vecinos del piso 117 no lo usan nunca, porque ya se sabe cómo son los del 174; los del 174 miran para otro lado. A veces se oyen ruidos que vienen del hueco del ascensor, pero el ascensor no se mueve. Está permanentemente parado en alguna planta entre la 117 y la 174. Si se pulsa el botón de llamada (pero nadie lo pulsa nunca) se enciende una luz amarilla, que vuelve a apagarse después de cinco segundos. Un edificitario propuso sustituir este montacargas por otro que parase en todos los pisos, como dios manda. Todo el mundo rechazó su propuesta).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s