El Colectivo

-Me gustas mucho.

-¿Con quién estás hablando?

Carmen era así, arisca, pero no era mala. Mejor eso que cosas peores, pensaba ella. Tampoco estaba claro si Alfonso lo decía en serio o en broma, porque a Lucía le había dicho lo mismo quince minutos antes.

Precisamente Lucía discutía en ese momento en el otro extremo de la habitación con Asier y Pedro sobre la escena quinta de la obra.

-¡Eso no es arte, eso es melodrama!

-¡Porque tú lo digas!

-¡Es tan melodrama que le daría vergüenza hasta a Dickens!

El Colectivo se reunía en una lonja prestada tres días por semana. Habían producido un par de obras de teatro breve, bien recibidas, poco exitosas. Ahora querían algo más contundente.

-Algo no es malo porque a ti no te guste.

-¡El arte no es una democracia!

-El arte tampoco es lo que tú digas que es arte.

-¡A la mierda el arte!

Carmen y Alfonso se unieron a la discusión, primero como espectadores, luego a gritos. Pedro siempre era el más callado, había que sacarle las ideas a preguntazos. La mayoría de sus ideas probablemente se las quedaba para él, lo que no a todo el mundo en el Colectivo le parecía justo.

-La lucha por la vida. Es eso lo que queremos mostrar, ¿no es eso? El capitalismo como organismo vivo que se adapta…

-Nos van a dar hostias como panes.

-…como organismo que se adapta a las circunstancias, survival of the fittest, y al mismo tiempo que obliga a los individuos a adaptarse…

Entre Carmen y Lucía había una amistad irrompible y una enemistad profunda. Casi no se miraban a la cara, y al mismo tiempo se apoyaban la una a la otra en casi todo. De esa tensión extraña salía una parte de la fuerza del Colectivo.

-¿De dónde viene esa voluntad de sobrevivir, ya lo habéis pensado?

La lonja estaba vacía, casi desnuda. Habían puesto unas esterillas en el centro para hacer de escenario. En una esquina había una mesa, un aparato de música, un espejo. Todos se cambiaban delante de todos, no había secretos.

-El primer organismo vivo, la primera célula que existió, ya quería vivir. Si no hubiera voluntad de vivir, no habría vida. Y mira hasta dónde hemos llegado.

-¿Esto es para la pieza o nos lo estás diciendo a nosotros?

Había momentos de confusión, de frustración, incluso de violencia, pero también otros momentos en los que sus mentes conectaban y empezaban a trabajar, no como si fuesen una sola, sino como si fuesen muchas más. Se afilaban mutuamente, se inspiraban mutuamente. Cuando pasaba, todos sabían que estaba pasando, y nadie quería que terminase. Acababan esas sesiones hechos polvo, pero felices como niños.

-Volvemos a lo mismo: panfleto, melodrama.

-Me gustas mucho.

-¿Con quién estás hablando?

En los últimos meses esos momentos escaseaban.

-¿Con quién estás hablando?

-¿Es que nosotros no tenemos pobres?

-¡Tenemos, pero los escondemos! ¡En ghettos, en África, en la India! ¡El sistema se libra de sus desperdicios!

-¡Pues vamos a hablar de eso, coño!

Del techo colgaba una bombilla que estaba la mayor parte del tiempo encendida, porque incluso durante el día la lonja era bastante oscura. Alfonso era el encargado de sustituirla cuando se fundía, porque era el más alto.

-Siempre hay alguien más oprimido que el oprimido: la mujer del oprimido.

-Eso es bueno. ¿A quién se lo has copiado?

-No sé, lo he visto por ahí, en el facebook.

Sabían dónde estaban; sabían a dónde querían llegar. No tenían tan claro el camino para llegar allí.

-Esto ya ha dado todo lo que tenía para dar.

-Por hoy, quieres decir.

-Por hoy.

-Por hoy.

Se cambiaro de ropa en silencio. Alguien apagó la música, alguien apagó la luz, alguien cerró la puerta, fuera estaba lloviendo, nadie tenía paraguas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s