A grandes males

A veces me paro a preguntarme, no sin cierto dolor o resentimiento, qué podría haber hecho para retener a Alicia, qué debería haber hecho de otra forma para que todavía siguiésemos juntos. Repaso mentalmente nuestro noviazgo, mis acciones y actitudes, las cosas que hicimos o dejamos de hacer, y no encuentro una respuesta.

Hasta que un día, de repente, la respuesta me llega clara e innegable, tan clara e innegable que no entiendo cómo no la he sabido ver hasta ahora: me podría haber cortado una pierna.

No entro en detalles acerca de la forma en la que me cortaría la pierna, ni en cuanto a la cantidad de pierna que sería necesario cortar, porque eso no importa ahora: lo que importa es que una vez sobrevenido el desmembramiento, soportaría el dolor y la invalidez con un estoicismo sin límites y un buen humor humilde, sencillo y contagioso. Es obvio que este afán de superación ante la catástrofe provocaría un recalentamiento de la llama del amor de Alicia hacia mí, con una duración estimada de entre tres y cinco años.

Pasado ese periodo de admiración heroica, mi estrategia sería otra. Cada vez que Alicia me dijese algo como “tenemos que hablar” o “hay algo que necesito decirte”, o incluso cada vez que Alicia se sentase junto a mí en el sofá y se me quedase mirando con ojos húmedos, le diría: “Es por mi pierna, ¿no?”, y luego, echándome a llorar desconsolado: “Lo he llevado bien hasta aquí, porque estabas conmigo, pero si ahora me dejas, yo no sé, yo no sé…”

¿Qué mujer, qué persona humana con corazón y un mínimo sentimiento de culpa sería capaz de abandonarme en esas circunstancias?

No, es evidente que Alicia no me dejaría, que seguiríamos juntos. Es probable que Alicia fuese infeliz, e incluso que se buscase algún amante joven, atractivo, viril y bípedo para suplir mis limitaciones. Pero eso no interesa; lo que interesa es que seguiríamos juntos hasta que la muerte nos separase, o hasta que me volviera a crecer la pierna cortada, como a las lagartijas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s