Dinero por castigo

-¡Ay! ¡Ay!

-Vamos, más fuerte. Pégate más fuerte. No quiero azotitos de broma. Quiero oírlos. Quiero que te duela de verdad.

-¿Así?

-Sí, así. Vamos, sigue. Pégate. Más fuerte. ¡Más fuerte! Puta. Que sois todas iguales. Todas putas. Sigue, que sé que te gusta. Así. ¡Otra vez! ¡Más fuerte! ¿Por qué paras?

-Porque me duele…

-No digas tonterías, si seguro que ya no sientes nada.

-Me duele de verdad… Déjame un momento…

-¡Sigue pegándote!

-¡Espera!

-¡No espero nada! Si no vuelves a pegarte me voy ahora mismo, y despídete de tu dinero.

-¿Por qué me haces esto?

-¡Yo no te hago nada! Te lo haces tú misma. ¿Es que no cobras un buen dinero por esto? ¿Eh? ¿O es que ya no quieres el dinero?

-Sí, pero…

-Porque si tú no lo quieres me busco a otra. No te creas que eres la única. Levanto una piedra y me encuentro cuatro putas como tú, más bonitas que tú. Más jóvenes.

-No, no, ya sigo… Ay, ¡ay! Ya sigo…

-¿Ves? Si ya sabía yo que en realidad te gustaba. Puta. Que sois todas unas putas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s