La fe es una gracia de Dios

Deciden ir al hospital porque a la niña Victoria no se le pasa la fiebre. Esperen aquí, les dicen, enseguida les llamamos. Como padres primerizos se imaginan lo peor: meningitis, neumonía, apendicitis, infecciones extrañas e incurables, operaciones a vida o muerte. Su pequeña, su pequeña. El médico les tranquiliza: nada grave, una otitis molesta pero fácil de curar. La pequeña se revuelve incómoda y chilla todo el viaje hasta casa.

Esa noche tienen invitados para la cena. La visita al hospital les ha dejado sin ganas de recibir, pero ya es tarde para cancelarla. Además, la niña no tiene nada grave, lo han dicho los médicos.

A pesar de todo, la cena empieza con un agradable tono de superficialidad. Hay cumplidos a la señora de la casa, elogios a la comida, a la decoración, a la vajilla, por supuesto a la pequeña Victoria, ese angelito.

Cuando están ya en los postres, el padre de Victoria cuenta su viaje al hospital por la mañana. Tenemos que dar gracias a Dios de que no sea nada grave, dice. Se oyen murmullos afirmativos y varias cabezas se mueven de arriba a abajo.

Pero uno de los invitados no está de acuerdo. Perdón, dice, por supuesto que me alegro de que Victoria no tenga nada grave, pero si Dios existe, es tan responsable de que enferme como de que se cure.

La madre le contesta con una sonrisa de beatitud tranquila: La enfermedad y el dolor también son necesarios. Son pruebas que Dios nos pone en el camino.

Y el invitado: Y si, perdón por ponerlo así, y si Victoria muriese, ¿también sería una prueba de Dios?

El padre interrumpe: No hablemos de eso.

Durante unos minutos solo se oye el ruido de las cucharillas en los platos y alguna tos incómoda.

El invitado insiste: Perdón otra vez, lo último que quiero es molestar a nuestros anfitriones; solo quería decir que Dios, si es que existe, es más responsable por la existencia de los virus y las bacterias que por la medicina moderna. La enfermedad es obra de Dios; la penicilina la descubrió Flemming.

Pero Flemming también es obra de Dios, dice otro invitado, medio en serio, medio en broma.

Flemming es un hombre, y su obra es la obra de un hombre, responde el primero. La naturaleza es un lugar muy cruel: sobreviven los fuertes, los débiles y los enfermos mueren. Es el hombre el que ha conseguido invertir esto: es lo que llamamos civilización.

Vuelve a intervenir la madre: Pero ese era precisamente el plan de Dios, el plan de Dios para la redención del hombre. El libre albedrío. Hay un plan detrás de todo. Que el universo sea tan grande y tan complejo demuestra que hay un plan.

No, vuelve a hablar el primer invitado, no. Que el universo sea tan grande y tan complejo demuestra precisamente que no hay plan, que solo hay caos. Entropía, ese es el término técnico. Dios, o lo que sea, creó un caos impredecible y luego lo dejó a su suerte. Que nosotros estemos aquí esta noche es una casualidad…

…Un milagro, interrumpe la madre.

…Podríamos habernos extinguido, como los australopithecus, y no habría pasado nada.

El padre de Victoria intenta mediar en la discusión: Es que tenemos visiones del mundo diferentes: para nosotros no es posible imaginar que Dios crease un universo sin moral, sin redención, sin sentido, y para ti sí.

Y el invitado: Pero eso no quiere decir que vosotros tengáis razón, ni que seáis más felices. O mejores.

Afortunadamente, Victoria empieza a llorar desconsoladamente en ese momento, la madre corre a consolarla y el padre aprovecha para ir a la cocina a preparar los cafés. Cuando vuelve, Victoria ha vuelto a dormirse y la conversación se ha reconducido hacia temas más intrascendentes.

Cuando los invitados se marchan, los padres de Victoria duermen una noche entrecortada y llena de sueños oscuros.

Anuncios

Un pensamiento en “La fe es una gracia de Dios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s