Aplicación de la Ley de Poe

A día de hoy, 1 de enero de 2020, nosotros los aquí reunidos, Federico Jiménez Losantos, Pío Moa, César Vidal y Luis del Pino, declaramos lo siguiente:

a) Que somos actores profesionales, que llevamos desde principios de los años 90 representando papeles repartidos aleatoriamente a modo de broma.

b) Que en realidad pertenecemos, no formalmente pero sí ideológicamente, a la rama maoísta del Partido Comunista de España.

c) Que con nuestra actuación pretendíamos criticar, ridiculizar y por lo tanto desenmascarar las terribles ideologías latentes en la extrema derecha española.

d) Que nunca pensamos que la gente nos fuera a tomar en serio, dado lo exagerado de nuestras caracterizaciones; que el hecho de que la gente no solo nos escuchase, sino que nos aclamase como guías, nos dejó en un primer momento tan sorprendidos como asustados.

e) Que ante este éxito inicial inesperado, decidimos elevar nuestro grado de denuncia hasta el punto del absurdo, creando para ello todo un complejo y terrorífico entramado conspiratorio inverosímil (ETA, el PSOE, el Rey, homosexuales, abortistas, ecologistas…) en la esperanza de que, por fin, fuéramos descubiertos como falsarios.

f) Que ante nuestro estupor y asombro, diversas personas, medios de comunicación y hasta partidos políticos dieron cabida de manera más o menos explícita a nuestras teorías conspiratorias.

g) Que llegado este punto, y reunidos con carácter de urgencia, los citados Jiménez Losantos, Pío Moa, César Vidal y Luis del Pino decidimos continuar con nuestra ficción, ya que cumplía una función social catártica y terapéutica: sacar a la superficie y a la luz del día excesos del fanatismo que de otra forma habrían continuado ocultos, tarea que hemos desarrollado desde entonces con gran sacrificio de nuestra propia intimidad y de nuestra personalidad real.

h) Que hoy, 1 de enero de 2020, ponemos fin a nuestra actuación y declaramos como ficticios, propios de nuestros personajes, todos nuestros actos, palabras, intervenciones radiofónicas o televisivas, escritos y conversaciones privadas mantenidas en los últimos veinte años.

i) Que tomamos esta decisión para retirarnos a disfrutar de nuestra vida privada y de nuestra jubilación, motivo por el cual a partir de hoy no concederemos más entrevistas, no participaremos en ningún acto público ni atenderemos a ningún medio de comunicación.

Firmamos este documento, en presencia de nuestras familias y de nuestros abogados,

Federico Jiménez Losantos, Pío Moa, César Vidal y Luis del Pino

Madrid, 1 de enero de 2020

desde principios de los años 90

Anuncios

5 pensamientos en “Aplicación de la Ley de Poe

  1. Pingback: Aplicación de la Ley de Poe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s