Historia personal de ULAD

Muchos de los lectores habituales de este blog ya sabrán, por otros medios, que mi otro blog, “Un libro al día“, cumple hoy tres años, lo que en términos internéticos (y perrunos) correspondería a la mayoría de edad. ¡Tres años! Quién lo diría. Así que, en plan Donoso, me calzo los guantes de escritor de memorias…

(Ruido de arpa y neblina que indica que el personaje está recordando)

La idea de crear un blog solo sobre libros se me ocurrió allá por octubre o noviembre de 2008. De hecho, creé el esqueleto del blog, que ya se llamaba “Un libro al día”, con mi perfil de blogspot, pero no me decidí a empezarlo. Pensaba, y con razón, que era imposible mantener ese ritmo de reseñas yo solo. Así que la idea se quedó en barbecho hasta que, en navidades, escribí a tres personas para proponerles que colaborasen en el proyecto, que pasaría a ser así un blog colectivo. De las tres personas, dos (Jaime y Esti) aceptaron; el nombre de la tercera persona permanecerá para siempre en el economato.

El caso es que, una vez formado el equipo inicial de tres personas, empezamos a escribir borradores de reseñas para tener un arsenal ya preparado cuando definitivamente publicásemos el blog. Estos eran tiempos adánicos, en los que todo era posible y todo estaba por decidir: formato de las reseñas, etiquetas, extensión, periodicidad, todo. Sobre algunas de estas decisiones escribimos en el propio blog (aquí y aquí, por ejemplo). El caso es que, cuando ya teníamos unas cuantas reseñas almacenadas (unas veinte o así, ya no recuerdo), hoy hace exactamente tres años decidimos tirarnos a la piscina y abrir el blog al público.

El primer día tuvimos 67 visitas: nos parecieron muchísimas. Para ser el primer día de un blog, realmente no estaban mal.

Después de eso, todo ha ido aumentando progresivamente: el número de colaboradores, hasta los 11 actuales; el número de entradas, que ya está por las 1097; y también el ritmo de visitas. No me siento capaz de recordar en qué orden se unieron al blog Guillermo, Sonia, Ian, Izas, Iván, Montuenga, Ensada y Paula, aunque fue ese aproximadamente, creo. Casi todos nos conocíamos personalmente de la Universidad de Deusto; solo Montuenga y Ensada son “de fuera”, contactos puramente internéticos. A pesar de ser 11 personas, no siempre es fácil mantener el ritmo: todos somos gente muy ocupada, y siete reseñas por semana son muchas; pero lo hemos conseguido: no ha habido un solo día sin entrada en el blog desde que lo abrimos (aunque sí hemos publicado algunas entradas más tarde de las 12:00, que es la “hora oficial de la reseña”.

Es curioso, visto desde dentro, que el número de visitas no aumenta de forma constante, sino a trompicones: nuestra media de visitas diarias sube de repente cien o doscientas personas, y luego se estanca un tiempo, o incluso baja un poco (y uno piensa: “bueno, hasta aquí hemos llegado: hemos tocado techo”); y luego da otro salto a otro escalón, y vuelve a estancarse; y así. Actualmente, en un día bueno (lunes, martes y miércoles, sobre todo) sobrepasamos las 1000 páginas vistas y los 600 visitantes. Además, desde hace un año y pico ULAD (que parecen las siglas de una universidad) tiene también una página en facebook con casi 1500 seguidores, y un perfil en twitter que ronda los 2000. Estamos, como diría aquel, “en la cumbre de toda buena fortuna”.

Además, esta semana pasada pasó algo que significa que hemos conseguido cierta visibilidad: llegó a mi casa en Bilbao un libro enviado por una editorial (para que lo reseñemos, se entiende), pero no venía a mi nombre, sino a nombre de Un libro al día. Por cierto, por si alguien lo duda: no dependemos ni cobramos de ninguna editorial; no aceptamos “libros a cambio de reseñas”; nunca nos comprometemos a hablar bien de un libro, sea quien sea el autor, el editor o el primo del librero. Creo que esa independencia es uno de nuestro grandes valores: en ninguna publicación “seria” podrá leerse que el último libro de Marías es un pestiño, o que Rayuela, como novela, es aburrida.

En fin, que tengo por ULAD un orgullo casi paternal, lo que hace que a veces descuide Como un libro abierto (antes Bilbao-Limerick). Si los blogs fueran personas, Como un libro abierto estaría ahora mismo golpeando brutalmente a ULAD con una quijada de burro.

Anuncios

8 pensamientos en “Historia personal de ULAD

  1. Santi, lo tuyo tiene mucho mérito. Ya te lo he dicho alguna vez, pero lo repito. No es nada fácil mantener dos blogs al mismo tiempo. Y no es nada fácil mantener un blog colaborativo con una reseña de un libro cada día.

    Mira que yo llevo unas semanas intentando organizar un blog colaborativo sobre música (siendo obvio que un disco se escucha en mucho menos de lo que se tarda en leer un libro), y ni me planteo un ritmo de publicación diario. Y es difícil ponerlo en marcha, oye.

    Por eso te doy tanto mérito, a ti y a todos los que hacéis ULAD. Poco a poco vais creciendo, y seguro que llegáis más alto aún. Felicidades, y ánimo 🙂

  2. Ay, Santi, que me sale la lagrimilla. Un post emotivo y poético. Lo de poético lo digo por el final.

    Un auténtico placer haber aceptado aquella invitación hace ya más de tres años.

    • Pues un placer que aceptases. Qué habríamos hecho sin esas largas conversaciones sobre estadísticas y ranking, o sin el “affaire Urantia”…

  3. Estoy con Jaime, a mí también se me escapa la lagrimilla 😉

    Yo llegué a ULAD el 3 de agosto de 2009, cinco meses después su estreno. Y, como es habitual en mí (y en mi despiste absoluto), hasta que no he comprobado la fecha pensaba que no había pasado ni un año desde entonces 😛

    La verdad es que no puedo decir nada malo de estos casi tres años que llevamos juntos. He leído mucho gracias a y para el blog, he conocido a gente estupenda y he cambiado algunas de mis costumbres (por ejemplo, no me voy de vacaciones sin dejar varias reseñas programadas :P), lo cual no consigue cualquiera, os lo aseguro.

    Así que, ¿qué más puedo decir?
    ¡Que a por otros tres años, por lo menos!
    😀

    • Otros tres años, ¡mínimo! Muchas gracias a ti por todo el trabajo, que es impresionante… Algún día tienes que escribir un post contando cómo consigues leer tanto…

  4. Pingback: Blog Mobas | El blog de las comas, los sustantivos, los libros y las cursivas » ¡Felicidades, ULAD!

  5. Santi, ¿qué te va a decir un anacoluto como yo? Mi blog va a trompicones, mis colaboraciones en la ULAD, tarde, mal y arrastro, mi vida es un descontrol y me paso la vida bloqueado en la Wikipedia por gallego cerril. Pero de todas estas cosas me voy sobreponiendo gracias a la pequeña ayuda de mis amigos, como cantaba con su voz de aguardiente Joe Cocker. Y entre ellos destacas desde los tiempos en que protegíamos la wiki de toda la basura que le entra. Gracias.

    • Caralho, al final vais a conseguir vosotros que se me salte a mí la lagrimita 🙂 Un abrazo, compañero, y a ver si algún día por fin nos vemos las barbas mutuamente 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s