Juego

Desde que me dejó Alicia, para distraerme me dedico a comprar billetes de avión.

Los compro de la tarifa más cara, Primera Clase Super Plus Business Deluxe, que permite cancelación instantánea sin recargo (a los pobres en cambio no se nos permite dudar).

Los compro para los destinos más exóticos y lejanos: Tailandia, Nueva Zelanda, Canadá, Sudáfrica, China, Mozambique, Japón.

Veo sus precios: miles de euros que no tengo, que no puedo permitirme gastar.

Aprieto la tecla “Comprar billete”. Relleno mis datos. Acepto las condiciones. Confirmo la compra.

Luego, cierro el ordenador y me voy a pasear con una mezcla de excitación, ilusión y pánico. Mentalmente estoy viajando a esos destinos exóticos y lejanos. Una parte de mí desea que no me dejen devolver el billete y tener que irme a Tailandia, Nueva Zelanda, Canadá o Japón. Pienso en Alicia y en cómo le habría gustado viajar conmigo a esos sitios. Me falta el aliento y al mismo tiempo me río como un idiota.

Luego vuelvo a casa y, cargado de cordura, cancelo el billete.

Mensajes educadísimos me agradecen el interés y me pidan que vuelva a confiar en ellos en otra ocasión.

Y claro que vuelvo: elijo otro destino, la tarifa más cara, introduzco mis datos, confirmo a la compra.

Salgo a la calle.

Anuncios

2 pensamientos en “Juego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s