Un recuerdo muy años 80

Cuando era niño, iba al colegio en el autobús escolar, que pasaba a recogernos a todos los niños del barrio (Deusto) por la Avenida Lehendakari Agirre (entonces Avenida del Ejército). Eran los últimos años duros de la reconversión industrial, se estaban cerrando los astilleros Euskalduna -yo entonces no sabía nada de esto ni me importaba, claro-, y había conflictividad social (y política) casi constante.

Para llegar al colegio, el autobús tenía que pasar por el Puente de Deusto, es decir, al ladito de los astilleros. A veces, los obreros en huelga cortaban el puente con neumáticos ardiendo y se enfrentaban a la policía a tuercazos. No sé si esto lo recuerdo yo personalmente o me lo contaron después; dudo mucho que un niño como yo estuviera nunca demasiado cerca de las ruedas ardiendo y los pelotazos de goma. Aun así, tengo el recuerdo de la sensación de aventura que suponían esas mañanas en que el autobús no podía pasar, y tenía que dar un rodeo por medio Bilbao para llegar al colegio, y claro, llegábamos tarde a clase y sintiéndonos héroes, como si hubiéramos sobrevivido a una guerra.

Si el puente no estaba cortado, y no había tráfico y todo iba bien, llegábamos al colegio exactamente en el momento en el que en la radio del autobús empezaba a sonar “Walk like an Egyptian” de The Bangles, y los locutores locales daban la temperatura de cada pueblo de Bizkaia (o a lo mejor era del País Vasco, no recuerdo). Yo no quería que el autobús entrara al colegio porque me gustaba esa canción y quería escucharla entera y, bueno, porque prefería estar en el autobús a estar en clase (aunque, aclaro, mis recuerdos del colegio son casi todos alegres).

Esa entrada al colegio ofrecía otra posibilidad de aventura, porque a veces había huelga, otro tipo de huelga, de profesores o de trabajadores o huelga general (hubo una en 1985 y otra en 1988, además de otras “exclusivas” del País Vasco). Los piquetes cerraban el colegio, bloqueaban las cerraduras con silicona no dejaban entrar a los profesores -recuerdo que una vez agredieron a un profesor por intentar entrar, o por lo menos a mí me dijeron que habían agredido a uno. Creo que la situación se calmaba a media mañana y se reanudaban las clases, o a lo mejor no, esa parte ya está borrosa en el recuerdo.

También hubo algunos días, pocos, uno o dos, en que no hubo clase a causa de la nieve, pero ¿qué aventura y qué significación sociopolítica tiene eso?

Los astilleros de Euskalduna estuvieron abandonados durante muchos años después de cerrar, en el mismo sitio donde ahora se sitúa el Centro Comercial Zubiarte y el nuevo paseo al borde de la Ría. Antes de que los derribaran, mi amigo Txus les hizo una foto para la historia, y creo que yo también. Debe de estar por algún lado.

Anuncios

Un pensamiento en “Un recuerdo muy años 80

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s