Dos anécdotas multilingües y metalingüísticas

Anécdota 1: El poder performativo del lenguaje, puesto en práctica

Una amiga española se confunde en un giro, y por error se mete con el coche por el carril bus. El coche se para enfrente de un semáforo donde se puede leer claramente: “BUS”. La mala suerte hace que en ese momento pase en dirección contraria un coche de policía, que aminora la velocidad y se para a nuestro lado. Por señas le indican a la conductora que abra la ventanilla.

EL POLICÍA: Você é portuguesa?

LA CONDUCTORA: ¿Perdón?

EL POLICÍA: Pode continuar.

El coche de policía arranca, el semáforo se pone en verde, seguimos adelante.

Anécdota 2: la forma del mensaje anula el contenido del mensaje

En el desfile del 25 de abril, uno de entre los muchos grupos que salen en el desfile-manifestación es de una asociación de apoyo al inmigrante en Portugal. Van cantando-gritando una consigna que dice: “Todos / somos / in-mi-grantes: primera / segunda ou / tercera geraçao”. Y se oye:

UNA CHICA ESPAÑOLA: Oye, pues a estos sí les entiendo lo que gritan.

UN CHICO ESPAÑOL: Claro, ¿no ves que son inmigrantes?

Anuncios

Un pensamiento en “Dos anécdotas multilingües y metalingüísticas

  1. Divertidas y reales.

    Al hilo de esto, siempre he pensado que hay un tipo de personas a las que les cuesta entenderse en cualquier lengua que no sea la suya, tienen un etnocentrismo manifiesto; y otras con gran facilidad, capaces de recorrer China sin saber una palabra de ese idioma ¡y entendiéndose!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s