Carta elíptica

Querido Santi,

estoy bien, teniendo en cuenta.

Me acuerdo mucho de los días que pasé en Lisboa, y los que pude pasar. Y lo que pudo pasar.

Hay una cosa que no te dije entonces, y que no te voy a decir ahora, porque ya no tendría sentido. Solo quiero que sepas que nunca, nunca, nunca… pero no, tampoco eso lo diré.

Mi marido te envía saludos, tú ya me entiendes.

Tuya que te quiere,

A.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s