Mujer con ojos de pez

Mujer con ojos de pez, mujer con ojos de pez, mujer con ojos de pez. Te miro, y sobre todo te miro mirarme. Te miro, y me quedo hipnotizado como un pez que mira hipnotizado el dedo a través del cristal de la pecera. No eres guapa, no eres fea, es fácil imaginarte más delicada pero también menos llamativa, más vulgar, indistinguible. Mujer con ojos de pez o de camaleón, con vista periférica, el mundo que tú ves no es el mismo que vemos los demás: tiene más dimensiones, más profundidad, más perfiles; es probablemente un mundo más real y matizado. Quizás tú veas, mujer de ojos de pez, la metafísica del mundo que nosotros no vemos. Mujer de ojos de pez, a la que miro mirarme, y me hipnotiza, y quizás me comprende más allá de lo que nunca ojo humano o mujer humana o pez pudo comprenderme, en la trama cubista que verdaderamente me compone: ¿qué ves cuando me miras? Necesito saberlo, mujer de ojos de pez, necesito saberlo, aunque para saberlo tenga que pasarme el resto de mi vida mirándote, mirándote mirarme.

Anuncios

3 pensamientos en “Mujer con ojos de pez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s