Entrevista con el Ministro

Puede ir a ver al ministro quien quiera. Y cuando quiera. […]
Como es mi gobierno, tiene que ayudarme.

Ryszard Kapuscinski, Ébano

A ver, venga, pase, ya que está aquí, pase, siéntese. Carolina, un vaso de agua para este hombre, que está muy agitado. Bien, respire tranquilo. ¿Mejor? Bueno, entonces, ¿qué me decía usted? ¿De dónde viene? ¿A quién representa? ¿A mis votantes? ¡Jajajajajajaja! Perdone, no sé qué me ha dado… Diga, diga. Habla usted muy bien, de eso no hay duda, ¿no ha pensado meterse en política? Seguro que podríamos hacerle un hueco. A ver, diga. Sus derechos, por supuesto, usted tiene unos derechos individuales inalienables, reconocidos y protegidos por decretos, leyes y tratados, ¡nacionales e internacionales, fíjese lo que le digo! Pero ¿qué me dice usted de los derechos del país, del Estado, de la nación? ¿De los derechos del pueblo? Sí, por supuesto que usted también es nación, pero es una parte tan pequeñita… En cambio, hay otros derechos que son, no diré yo más importantes, pero sí más… estratégicos. Piense por ejemplo en nosotros, los políticos: como personas, tenemos los mismos derechos que usted, pero como representantes de la voluntad popular… ¿no le parece que la voluntad de millones de personas merece ser protegida con especial cuidado? Y yo, modestamente, personifico… O los bancos, qué me dice de los bancos. O las grandes compañías. Que le dan trabajo y sustento, ¡que le ponen un plato caliente encima de la mesa! Si cualquiera de ellas se hundiese, si quebrase, dejarían en la calle a millones de personas como usted. No, como yo no. Piense también que no estamos solos en el mundo, que hay obligaciones, compromisos, deudas que pagar. Yo fui de los que hizo la revolución, pero luego… las cosas se ven de otra manera. No me amenace. No me amenace. Usted cree que me está amenazando, pero no lo está haciendo. ¿Por qué? Muy sencillo: ¿me está diciendo que les va a votar a ellos? Usted, que se ve a la legua que es una persona con principios, con valores, con ideales, ¿los va a abandonar, se va a traicionar a sí mismo para votarles a ellos? O lo que es lo mismo, ¿se va a quedar en casa y dejar que ganen? No, no lo creo. Usted es un hombre inteligente, y sabe que no puede permitirlo. Acuérdese. Acuérdese de mí y de esto que le digo la próxima vez que haya elecciones. Y ahora, si me disculpa, en cinco minutos llega el embajador y tengo que preparar la reunión, el guión, los papeles, las… Sí, sí, lo entiendo, pero esto es así. Carolina, acompañe a este señor hasta la calle. Claro, claro, sí, hale, venga, sin armar escándalo. Buenos días.

Anuncios

Un pensamiento en “Entrevista con el Ministro

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s