La crisis de los controladores, en 10 cómodos pasos

  1. Los controladores lograron en su momento un convenio que los convierte en privilegiados.
  2. Por ese motivo (entre otros), los controladores no son el sector más popular en España.
  3. Los controladores tienen un poder de la leche, y lo saben.
  4. El gobierno también sabe que los controladores son privilegiados, impopulares y poderosos. Y no le gusta.
  5. El gobierno impone leyes y decretos, algunos probablemente de legalidad cuestionable, para acabar con los privilegios de los controladores.
  6. Los controladores creen que su poder es más importante que su impopularidad, y se inventan una huelga fantasma.
  7. El gobierno cree que la impopularidad de los controladores es más  importante que su poder, y manda a los militares.
  8. La gente, cabreada por el fondo y por la forma de la huelga, apoya al gobierno. Lo que demuestra que los controladores calcularon mal.
  9. Los controladores, aconsejados por sus abogados o por sus llorosos familiares, vuelven al trabajo.
  10. Y así, hasta el 23 de diciembre, calculo.
Anuncios

6 pensamientos en “La crisis de los controladores, en 10 cómodos pasos

  1. yo no sé si las leyes o decretos que impone el gobierno son legales o no, pero que esta gente cobre 300.000 euros al año y la líen parda de esta manera me toca los cojones

    vaya panda de hijos de puta
    yo los mandaba a todos al paro inmediatamente

    • Un enlace de una controladora que da una visión completamente distinta del asunto: http://controladoresareosyotrashierbas.blogspot.com/2010/12/ver-si-nos-entendemos.html

      Yo creo que a estas horas está claro que los controladores han metido la pata hasta el zancarrón, no solo por el caos que han provocado y por haber jodido el puente a centenares de miles de personas, sino también, egoístamente, porque con esto no están consiguiendo mejorar su postura, sino solo ponerse a todo el país en contra.

      Dicho esto, tampoco me parece serio que este sea un conflicto de varias décadas, y que ningún gobierno, ni este ni los anteriores, hayan sido capaces de solucionarlo, y hayamos tenido que llegar a mandar a los militares. Qué imagen de república bananera (o de la propia España hace cincuenta años) tenemos que estar dando por ahí…

  2. está claro que éste es un tema más trillado de lo que parece y que carecemos de la información necesaria para llegar a ciertas conclusiones
    dicho esto, si de verdad han pisoteado los derechos de los controladores y están tan mal, tan mal, tan mal… que hagan huelga, sí, pero como hay que hacerla
    esto es, anunciando de que van a hacer una huelga, de cuánto va a durar y prestando unos servicios mínimos

    sobre lo que dice el controlador del blog… es curioso cómo exige que la gente se solidarice con él cuando él es incapaz de solidarizarse con los demás
    ¿que no ve a su familia? pues 200.000 personas se quedan sin ver a la suya
    ¿que él se queda sin vacaciones? pues yo y otros tantos mil nos quedamos sin ellas también

    ¿quieren que sepamos cuáles son sus verdaderas condiciones de trabajo? perfecto, que las hagan públicas
    internet es el sitio perfecto para que las publique y que todos nos enteremos de qué es lo que huele a podrido en este asunto
    pero no, es mejor decir “pobrecito de mí, que hago lo que hago porque sufro mucho y los viajeros tienen que joderse por insolidarios, que en realidad no saben por lo que estoy pasando”

    anda ya

    • Totalmente de acuerdo, lo que hicieron los controladores es irresponsable, egoísta, peligroso, criminal y contraproducente. Lo tiene todo.

      Ahora, está claro que aquí hay alguien que miente: los controladores dicen que se ven “forzados” a hacer horas extra, porque no hay controladores suficientes y Aena les explota, pobrecillos; el gobierno, y algún controlador “renegado”, dicen que es al revés, que son los propios controladores los que bloquean la incorporación de nuevos trabajadores para seguir haciendo horas a cascoporro y cobrar un sueldazo. Yo no sé.

      Pero está claro que las cosas no se hacen así, y que lo del sábado es inexcusable.

  3. A mí, que no me ha afectado directamente el putadón este de los aeropuertos, lo que me llama la atención es que las huelgas que verdaderamente hacen daño y tienen repercusión en la actualidad son las de las industrias del ocio: desde luego, turismo (pilotos, controladores) pero también guionistas de Hollywood, por ejemplo. Ya no son los obreros de los sectores claves de la producción los que pueden joder al país entero, sino aquellos trabajadores que tienen en sus manos los sectores claves del consumo hedónico. Cosas del nuevo capitalismo…

    • Más que de entretenimiento, yo diría de servicios (de ciertos servicios, al menos): transportes (metro, autobuses, aviones, trenes); limpieza; medicina (el día que los médicos y enfermeros se planten para exigir una reforma, verás), etc. Fundamentalmente, los sectores que tienen la capacidad de producir un perjuicio inmediato y directo a una gran cantidad de personas. Si las grandes fábricas parasen en masa, probablemente los daños económicos fueran enormes, pero el ciudadano medio no los sentiría, o al menos no directa e inmediatamente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s