Variación sobre una idea de Borges

Mi yo analógico tiene una envidia enfermiza de mi yo digital. Le parece que es más divertido, más ingenioso, más popular y sociable, e incluso, a juzgar por sus fotografías en facebook, más atractivo, más seguro, más alto, más fuerte. Probablemente, hasta huela mejor (si es que en el mundo digital también hay olores). En comparación, su cuerpo real, su personalidad real (analógica, diríamos) palidece y le avergüenza.

Mi yo analógico ha intentado ponerse en contacto con él: le envía emails, le deja mensajes en el muro de facebook, le sigue en twitter, le deja comentarios en el blog -en todos los blogs-. A todas estas iniciativas, mi yo digital responde de manera rápida y cortés (porque mi yo digital es así, no puede evitarlo), le hace vagas promesas, intenta tranquilizarlo, le da largas, en una palabra. En una ocasión, mi yo analógico llegó a establecer una cita con mi yo digital: “estaré en el café X entre las Y y las Z. Te espero allí, confiando en que el aprecio mutuo que nos tenemos te lleve a aparecer”. Naturalmente, mi yo digital no apareció; a su vuelta a casa, mi yo analógico se encontró una nota encima de la mesa que decía: “No pude ir. No desconectaste el firewall”.

Mi yo analógico le escribió entonces un email rabioso, furibundo, desesperado, que incluía frases como “tú no eres nadie sin mí”, “cómo te atreves a aprovecharte de mi trabajo y mi vida para labrarte tu propia reputación”, “deja a mis amigos (o a sus avatares digitales) en paz, aléjate de ellos, no ensucies más esa parte de mi vida” o “tú tienes a tu disposición las mujeres más hermosas y desnudas, los mejores entretenimientos, un universo entero de información al alcance, ¿por qué tienes que apropiarte además de mi realidad, de mi vida, de mi existencia? ¿Qué me queda a mí?”. La respuesta de mi yo digital fue breve pero fácilmente interpretable: “Tú puedes tocar”.

Desde entonces, la relación entre mi yo digital y mi yo analógico se basa en la compasión, la tolerancia y el silencio más impenetrable.

(Recomiendo encarecidamente leer el original de Borges, “Borges y yo“)

Anuncios

Un pensamiento en “Variación sobre una idea de Borges

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s