El Partido

Como español que vive en Lisboa, el partido de mañana es más que un partido: es la diferencia entre tener que aguantar las bromas de mis compañeros de trabajo, camareros, taxistas y lisboetas en general, o poder vivir tranquilo e incluso, si el ambiente es propicio, permitirme alguna broma yo mismo, aunque viviendo en territorio enemigo siempre es aconsejable la prudencia. La camarera de la universidad ya me ha dicho que hoy sí me traía el café, pero que a partir de mañana ya veríamos… En general, parece que por ahora hay miedo a hablar mucho, no vaya a ser…

Hace poco estuve me estuve acordando de que varias de estas competiciones futbolísticas veraniegas me han cogido fuera de casa. El último Mundial, con la derrota de España ante Francia incluida, me pilló en Nueva York. Íbamos a ver la mayoría de los partidos a un bar irlandés que estaba cerca de la Quinta Avenida. En Harlem, cuando iba a trabajar a la Hispanic Society, todos los latinos hablaban de fútbol. El día de la final Italia-Francia, estuve comiendo con mis padres en Little Italy, donde el ambiente era el que se puede imaginar.

La última Eurocopa la empecé a ver en Limerick: en Stables, Hurlers y Clohessy’s, y la terminé viendo en mi casa de Uribarri. Y el anterior Mundial, el de 2002, estaba en Escocia, a punto de volverme de St. Andrews, aunque el partido tristemente recordado con Corea del Sur lo vi sólo a medias en Newcastle, adonde me había escapado a pasar el día. También recuerdo que el día que Irlanda empató con Alemania en ese Mundial, estaba con unas amigas en Belfast, y la gente (del lado irlandés de la ciudad, claro) estaba en la calle celebrándolo…

Es probable que recuerde más estos campeonatos, precisamente porque los vi fuera de casa; porque de la Eurocopa de Portugal, o de los anteriores Mundiales, tengo un recuerdo mucho más borroso…

Anuncios

2 pensamientos en “El Partido

  1. Bueno, mira, no sé los demás, pero lo que es yo, quiero sangre. San-gre.
    ¿Lloró la gente por la calle? ¿Qué hicieron los del bar de abajo? ¿Te mira todo el mundo como con más respeto? ¿Qué pasó con su super-capitán todo el partido? ¿Dónde está su dios ahora?

    • Pues la gente reaccionó con rabia hacia sus propios jugadores y hacia su seleccionador más que hacia los españoles. De hecho, casi hubo una pelea, y fue entre dos portugueses (no sé por qué). Y después del partido, pues más líos: que si CR9 escupió a un cámara, que si echó la culpa al entrenador, que si los jugadores no se hablan… y ya la última: que CR9 ha tenido un niño y lo va a criar él solito. Y UNICEF no dice nada…

      La gente de la universidad se lo tomó bien, también. La camarera del otro día, hoy me decía que Alemania nos va a meter cuatro, pero de buen rollo, vamos, sin acritud. Y siguen dando los partidos en pantalla gigante, que es un detalle, porque pensábamos que ahora que no están ni Portugal ni Brasil iba a ser imposible verlos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s