Silencios

Los que lleváis ya tiempo leyendo este blog no habréis dejado de notar que ahora escribo mucho menos que antes. De hecho, mayo, con 13 entradas, fue el mes con menos publicaciones desde que tengo blog, y en junio llevo 3 en 9 días, así que es probable que termine con un número similar de entradas. ¿Qué motivos puede haber para esta bajada?

Pues evidentemente, hay uno fundamental, y es cierto cansancio con respecto al género del blog. Llevo casi tres años publicando a un buen ritmo (esta es la entrada número 785) y mi manera de ver el blog y de escribir en él ha cambiado mucho a lo largo de este tiempo. De hecho, ha cambiado varias veces. Empezó siendo más bien un diario personal; luego tuvo una época más enciclopédica (ah, la patata); ahora es un cajón de sastre donde lo literario, lo turístico y lo anecdótico se mezclan sin demasiado orden -ni falta que hace, por otra parte-.

También hay otro motivo para esta bajada, y es que últimamente escribo mucho más en facebook, que me permite mantener el contacto con una buena parte de las personas con las que antes me comunicaba gracias a este blog. Facebook tiene ciertas ventajas con respecto a un blog: la reacción de los demás usuarios es más directa, más rápida y mucho más activa (aunque solo sea en forma de un “me gusta”), y el formato habitual de lo que se escribe allí (una frase o un enlace, normalmente) exige mucho menos tiempo y esfuerzo que una entrada de blog. (Por supuesto, también los blogs tienen ventajas con respecto a facebook, y muy obvias, pero no se trata de eso ahora).

Además, tengo la teoría de que espacios como el blog, facebook, twitter o incluso el email funcionan como vasos comunicantes: el tiempo que inviertes en uno se lo restas a todos los demás. Hubo una época en que estaba muy metido en la Wikipedia; la dejé prácticamente al mismo tiempo que empecé el blog; ahora dedico más tiempo -de manera intermitente, eso sí-, a facebook o incluso twitter (aquí, como lector). Cuando me canse de facebook, encontraré otro vaso en el que volcar el tiempo que me sobre.

En fin, esto no es un anuncio de que vaya a dejar el blog, ni mucho menos; de hecho, puede que recupere el interés perdido mañana mismo, y me ponga a publicar como un loco; pero podría ser que no, o podría ser que este blog mutase otra vez, y se convirtiese en otra cosa distinta. Quién sabe. Yo, desde luego, no. Y así termino la entrada 785.

Anuncios

5 pensamientos en “Silencios

  1. ¿Quienes somos? ¿De donde venimos? ¿A donde vamos? ¿Porqué nos empeñamos en escribir? ¿Porqué aprendimos a leer? ¿Porqué no nos vamos a dar un paseo?

  2. Yo he tenido la mala suerte de encontrar este blog hace sólo tres meses. No lo dejes. Es muy bueno.
    Facebook no vale para nada. Es cotilleo del malo.
    Nos resta libertad. Es un telescreen de Orwell

    • Gracias, Javier! Me alegro de que te guste. Como decía, no tengo intención de dejar de escribir, pero tampoco quiero que el blog se convierta en una obligación, en algo que tengo que hacer aunque no me apetezca. Cuando deje de divertirme, lo dejaré…

      Sobre el facebook, sé que tiene peligros (sobre todo de pérdida de privacidad) pero para mí este año está siendo muy útil, para mantenerme en contacto con gente que está en España, Irlanda, Polonia, Estados Unidos… pero también para comunicarme con la gente de aquí, de Lisboa, para quedar con ellos, organizar cosas, etc. Como todo, tiene aspectos negativos, pero puede ser una herramienta muy útil (si no, no se explicaría que lo utilizara tanta gente).

  3. Yo creo que cada cosa tiene su sentido. La verdad es que creo que si todo lo que nos cuentas aquí lo contaras sólo en Facebook, los lectores que no te tienen como amigo perderían una buena lectura. Sin embargo, el blog siempre puede redirigirse automáticamente hacia Facebook con lo que compartes con unos y otros.
    Para el resto de cosas que comentas, Facebook es más útil, pero lo mismo Facebook que cualquier otra red social.
    ¡No nos dejes sin tus post, please! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s