Un sueño de ciencia-ficción

En un pequeño pueblo de aspecto inglés se celebra una feria. Yo estoy entre los asistentes. Sin embargo, cuando llego al recinto, en vez de cielo veo una enorme capa como de estática de televisión (a la Poltergeist) que lo cubre todo, y detrás de esta capa, proyectando su sombra, varios helicópteros que sobrevuelan la zona. Evidentemente, algo huele a podrido.

Luego la imagen cambia y aparece, ahora sí, un cielo azul clarísimo y brillante. Recuerdo que le digo a quien está a mi lado (lo que no recuerdo es quién es ese “alguien”): “¿No te parece que aquí hay algo raro? Porque esos colores…” Y en efecto, en una cuerda de colgar la ropa, un poco más allá, están secándose unas sábanas de colores vivísimos, como de anuncio de Micolor; nada más decir yo esa frase en el sueño, las sábanas desaparecen, una a una.

Hay un corte luego en el sueño, o en mi recuerdo del sueño. Lo único que sé es que, en este momento, al más puro estilo Ladrones de cuerpos, las personas están siendo sustituidas por otras exactamente iguales, pero diferentes. Lo recuerdo con una imagen gráfica del sueño: dos soldaditos de juguete, uno con chaquetilla azul, otro con chaquetilla roja: los azules están sustituyendo a los rojos.

Hay luego unas cuantas escenas de road movie en las que intentamos escapar del pueblo, lo conseguimos (llegamos a un castillo o torre construida en lo alto de una colina), pero luego, por algún motivo, decidimos volver a él. No sé qué ocurre después, probablemente porque yo también soy sustituido por un “ultracuerpo”.

La última escena que recuerdo, y que probablemente no tiene nada que ver con lo anterior, es la de mi mujer (no recuerdo quién es) dando a luz, no a una persona, sino a un bolo. Sí, un bolo, de los de jugar a los bolos.

¿Alguien me lo interpreta?

Anuncios

4 pensamientos en “Un sueño de ciencia-ficción

  1. Sencillo, a mi me ha pasado algo parecido, claro que lo mio fue después de comerme un tripi XD

    Es fácil, el pueblo inglés indica que Limerick aún está en tu recuerdo, que lo sobrevuelen helicópteros es normal, si no hay helicópteros ni es sueño inquietante ni es ná. La viveza de los colores indica la cercanía del recuerdo y la rapidez con que desaparecen, el memento mori del asunto; lo mismo indica la sustitución de las personas mas tarde. Lo de escaparse es de primero de Freud, lo de volver indica indecisión.

    Conclusión, viajas mucho, la gente parece la misma en todas partes y hace que se te superpongan los recuerdos. Te fastidia que entren y salgan de tu vida a toda velocidad y te muestras dubitativo acerca de si lo haces bien, como todo el mundo. No es grave, tomate una aspirina.

    P.E.: lo del nacimiento del bolo que te lo explique otro, vamos a llevarnos bien 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.