E-readers: el regalo de las próximas Navidades

Reconozco que al principio pensaba titular este post “el regalo de estas Navidades”, pero luego me lo he pensado mejor, y lo he cambiado. Porque sí, durante 2009 el aumento en visibilidad y difusión de los e-books y e-readers ha sido espectacular (hace poco más de un año no los conocía ni San Pedro; ahora salen comparativas y reportajes casi todas las semanas en algún periódico o revista), pero creo que todavía al mercado español le falta un paso fundamental para que los e-readers se generalicen entre el gran público, y ese paso -aquí saco mi bola de cristal- es probable que se dé durante 2010.

Me refiero, claro, a que las grandes editoriales españolas comiencen a ofrecer sus catálogos, y sobre todo sus novedades en formato electrónico, a un precio asequible (en principio, deberían ser más baratos que en papel) y fácilmente accesibles (para esto, la distribución mediante descarga de internet es claramente la mejor opción). Por ahora, la oferta de e-books en español es limitada y dispersa, y es batante habitual encontrar gente que se pregunta: “ya tengo un e-reader; ahora, ¿dónde puedo comprar libros electrónicos?”

Obviamente, desde el punto de vista técnico ya se han superado todas las pegas tradicionales: leer en pantalla ya no cansa (porque los e-readers, a diferencia de las pantallas de ordenador, no emiten luz), y la experiencia de la lectura resulta en general muy similar a la lectura en papel. Quienes ya tienen un e-reader (por ejemplo, Guillermo), están contentos con el producto. En cambio, la gran variedad de formatos (.pdf, ePub, .pdb, etc.) y sobre todo, de aparatos (Kindle, Sony Reader, iLiad…) puede desorientar a los posibles compradores, porque ¿cómo elegir un lector, sin saber previamente qué contenidos van a estar disponibles para cada uno? En inglés, la gran baza de Kindle es su asociación con Amazon, pero para el mercado español no existe todavía una conexión clara entre editoriales, librerías y e-readers (aunque el hecho de que El Corte Inglés haya empezado a comercializar su propio lector de ebooks apunta en esa dirección).

Otro motivo por el que los e-readers serán el regalo de las próximas Navidades, es su precio. Actualmente, oscila entre los 150€ y los 300€, aproximadamente, lo que supone una inversión signficativa (por ese precio, no me extrañaría que mucha gente optara por comprarse una Wii o una PS3). Pero es que todo va unido: cuando los grandes grupos editoriales se lancen definitivamente al mercado electrónico, y el gran público se acerque definitivamente al e-reader, los precios bajarán.

Ahora, a esperar un año y ver si mis predicciones se cumplen…

Anuncios

4 pensamientos en “E-readers: el regalo de las próximas Navidades

  1. Pues mira qué casualidad, el otro día estuve a punto de caer en la tentación y decidir que quería uno ya. Funcionan aceptablemente, y la oferta de ebooks es amplia en el Kindle, con Amazon detrás, y en el Nook, con Barnes & Noble, si es que lo de que sea en inglés no supone un problema para el lector. Además todos soportan ya PDF así que es relativamente fácil acceder a los libros que me pueden interesar, que están casi todos en ese formato.

    Pero bueno, a final he decidido que no quiero uno *todavía*.

    Creo que en 2010 o la primera mitad de 2011 se producirá la revolución en este campo, y me refiero a revolución en dos aspectos:
    – Soporte al e-ink en color. A día de hoy los lectores sólo soportan escalas de gris, hasta 16 niveles los mejores.
    – Incremento del tamaño de las pantallas, y pantallas táctiles. El Nook apunta en esa dirección con el display inferior, pero no llega.

    Esperaré a que haya un dispositivo de por lo menos 9”, que no desperdicie espacio con teclitas sino que sea tácitil, y que sea en color (incluso 256 colores me podrían valer).

    Si pienso que la revolución llegará este año o a principios del que viene es porque tengo grandes esperanzas de que se materialice por fin el iTablet de Apple del que lleva hablándose tiempo, y de que Google se adentre en este terreno (y no sólo en los notebooks) con su Chrome OS; y esto haría ponerse las pilas a Amazon, Sony, Barnes & Noble, y compañía, claro.

    Y a río revuelto, ganancia de pescadores, así que prometo estar ahí con mi caña.

  2. Pingback: Vuelve la polémica por el ebook « Como un libro abierto

  3. Estoy completamente de acuerdo contigo, Mikel, en todas las deficiencias que apuntas, sobre todo en el tema de pantalla táctil y de mayor tamaño. Otra deficiencia técnica importante, a mi modo de ver y en el modelo que yo manejo (INVES), es la velocidad, sobre todo al iniciar el aparato. No lo he calculado reloj en mano, pero aproximadamente tardará unos 30 segundos en abrirse a los que hay que sumar la búsqueda del libro que estabas leyendo, si tienes varios libros en carpetas. Aproximadamente unos 50 segundos en total. Esta deficiencia, en comparación con los libros de papel, es en mi opinión grave, porque las ganas de leer en el autobús, cinco minutos mientras llega tu parada, se te quitan si tienes que pasar casi un minuto buscando el libro en el dispositivo.
    En cualquier caso, de momento la gran deficiencia sigue siendo la que apunta Santi: el que los catálogos de las editoriales españolas no estén accesibles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.