Los libros del viaje

En los cuatro últimos días he pasado, aproximadamente 24 horas (no consecutivas, claro) en colas, salas de espera, autobuses, trenes y aviones, y eso es mucho tiempo para leer que he aprovechado todo lo que he podido. Estos son los libros que he leído -o en varios casos, terminado de leer- estos días:

-Vila-Matas: París no se acaba nunca. Qué bueno es este tío. De entre los escritores españoles contemporáneos, es mi favorito sin ninguna duda, y con una enorme ventaja sobre el siguiente, que ni siquiera sabría decir quién es. En este caso vuelve a uno de sus temas favoritos -los problemas y psicosis que acechan a los escritores- para mostrarnos a un joven escritor primerizo que lucha con su primera novela mientras intenta seguir los pasos de Hemingway por el mundo, y se codea con la intelectualidad bohemia de París. Y todo ello con una ironía y una gracia que ya me gustaría ver más a menudo en la literatura patria actual, que por lo general se toma demasiado en serio a sí misma.

-Sheridan Le-Fanu: In a glass darkly. Un libro de relatos góticos de uno de los clásicos del género, irlandés para más señas, pero que desgraciadamente ha envejecido bastante peor que Poe o Lovecraft, por ejemplo. El mejor relato del libro es probablemente el más famoso, Carmilla, un clásico de la literatura de vampiros -o vampiras, en este caso.

-Douglas Adams: Mostly Harmless. Quinta y última parte (aunque la sexta está en camino) de la trilogía Guía del autoestopista galáctico. Sinceramente, me da la impresión de que esta serie va perdiendo fuelle a medida que avanza. La primera novela (Guía del autoestopista galáctico) es magnífica, se la recomiendo a todo el mundo. Las demás, las recomiendo con menos entusiasmo, porque las situaciones empiezan a ser un poco repetitivas, y menos divertidas, lógicamente.

-Vázquez Montalván: Los pájaros de Bangkok. Hacía tiempo que andaba con ganas de leerme algo de Vázquez Montalván, y esta parecía una buena manera de empezar, con una de las novelas más famosas de su famoso detective Carvallo. Me ha gustado bastante, sobre todo por esa mezcla, bastante sorprendente al principio, de costumbrismo, gastronomía y novela policiaca, y por el desenlace, que podía resultar decepcionante porque es un anticlímax, pero que sin embargo funciona. Como curiosidad, uno de los primeros juegos de ordenador que yo tuve, allá por los años 80, fue una novela gráfica basada en esta novela.

Natsuo Kirino: Out. Me compré esta novela después de verla recomendada por otra compañera de Un libro al día, y no me arrepiento para nada, aunque a mí me ha gustado un poco menos que a ella, me parece. Es una buena novela policiaca, bien escrita y bien desarrollada, que mantiene constantemente la tensión narrativa y que se puede leer prácticamente de un tirón. Para mi gusto, es un poco demasiado retorcida y algo inverosímil, pero bueno, no es verosimilitud lo que uno busca en una novela policiaca, así que…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s