Santis posibles

Hay un universo en el que voy camino de mi boda, todavía trabajo en la Universidad de Limerick y no he conocido Rumanía; en otro, nunca llegué a salir de Bilbao, y ahora trabajo como profesor de un instituto -no voy a reproducir aquí los motes que me han puesto los alumnos-; otro Santi trabaja en una editorial, haciendo labores de un-poco-de-todo, y otro, en la Universidad de Deusto, como profesor de español. Hay un universo especialmente afortunado, en el que soy un conocido escritor de relatos y novelas, que se codea (literalmente) con Lucía Echebarría en los saraos literarios de la Corte.

En un universo un poco más lejano, estudié Derecho Económico en vez de Filología. Después de licenciarme trabajé un tiempo en Deloitte y me mudé a Madrid, pero no aguantaba el ritmo de vida y lo dejé; ahora trabajo para una empresa de fabricación de piezas de automóvil. Algunas noches, juego un partido de fútbol con Iñaki y sus amigos. En este universo, a menudo me pregunto qué habría pasado si hubiera estudiado Filología en vez de Derecho Económico.

Hay unos cuantos universos en los que he muerto, compensados por unos cuantos universos en los que ya tengo descendencia.

Pero, como Sheldon, en ningún universo sé bailar.

Anuncios

13 pensamientos en “Santis posibles

  1. me has emocionado, santi 🙂
    este post está lleno de belleza.
    en todos esos universos posibles, hubiera querido encontrarte por casualidad y ser tu amiga.
    te quiero.

  2. Recuerdo cierta prolongada discusión sobre mundos paralelos en la que nos dedicamos a dejar morir de sed a seres que no sabían (¿o sí?) lo que era el agua. Y es curioso que publiques ahora este post. Justo ayer me enteré de la existencia de un libro de Blanqui (el revolucionario) sobre este mismo tema de los mundos paralelos, con una de las tesis más locas que haya escuchado nunca. Lo pedí inmediatamente a La Central, así que cuando me llegue, ya tendréis noticias en unlibroaldía.
    Y, por cierto, ¿qué tipo de blogs haces en esos universos paralelos?

    • Pues da la casualidad de que en todos los universos tengo un blog que se llama Como un libro abierto. Incluso en aquellos universos en que he muerto, he dejado programadas entradas para que se publiquen automáticamente hasta el 2016. Algo así como “P.S. I Love you” pero sin la cursilería.

  3. Muy grande este post, Santi. En todos los universos, posibles e imposibles, sería grande -y lo es- ser amigo tuyo.

    Un abrazo!

  4. A mi el que me ha gustado es el decadente Santi de derecho economico ,es un personaje de los Cohen total. JAJAJAJAJAA. Yo es que estoy tan agradecida por no haber acabado con el “hijoputa” de mi exnovio,que no quiero ni imaginarme que en un universo paralelo le sigo sufriendo…

  5. Quita las comillas, mujer, quédate a gusto, jejeje… (Ya te lo digo yo: en ese universo paralelo te conoces de memoria todos los campos de fútbol de la liga de 3ªB y, en varios, te han apaleado por tus provocaciones al equipo local.)

  6. Lo bueno de los universos paralelos, aparte de la sala Bagdad, es que están abiertos a todas las posibilidades. En otro universo paralelo, Marta, le atropella un camión y tu estás en Waikiki, fundiéndote la indemnización.

  7. Gracias, muchas gracias a todos. No sé si vivimos en el “mejor universo posible”, pero sí sé que estoy contento de vivir en este, y de compartirlo con vosotros. (Y con los que estáis ahí leyendo calladitos también…)

  8. Pingback: Lo mejor de 2009 (o algo que se le parece) « Como un libro abierto

  9. Pingback: Balance « Como un libro abierto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s