Rumanía (14): Literatura rumana

A la literatura rumana le pasa, en cierta medida, como a la literatura irlandesa: que sus autores más conocidos en el exterior son aquellos que (como Wilde, Bernard Shaw o Joyce) abandonaron el país, renunciando incluso a su propio idioma. O también podría mirarse al revés: en el resto del mundo sólo conocemos a estos autores porque abandonaron su país y su lengua; si se hubieran quedado en Rumanía escribiendo en rumano, quizás no conoceríamos a Ionesco ni a Tristan Tzara, a Cioran o a Herta Müller (sí, la reciente premio Nobel es rumana, aunque pertenece a la minoría alemana de este país y, como tal, escribe en alemán).

Los nombres que acabo de mencionar no necesitan apenas presentación: Eugene Ionesco (nacido Eugen Ionescu) es junto con Beckett el padre del “teatro del absurdo”, una de las corrientes más importantes de la dramaturgia del siglo XX; Tristan Tzara es el impulsor del dadaísmo, quizás la vanguardia literaria más extrema de principios del siglo XX, y una de las más divertidas (“me sigo pareciendo bastante simpático”); Cioran, algo menos conocido, es autor de multitud de ensayos reflexivos, llenos de pesimismo y crítica al pensamiento dominante; Herta Müller, de la que no habríamos oído hablar si no hubiera ganado el Nobel, es una notable novelista que, sin cargarse de victimismo, describe las terribles condiciones de vida de la Rumanía rural durante el comunismo y la era de Ceaucescu. Tampoco necesita presentación, probablemente, Mircea Eliade, autor entre otros libros de El mito del eterno retorno, una obra fundamental de la antropología contemporánea.

En cambio, casi ninguno estamos familiarizados con nombres como Vasile Alecsandri o Mihai Eminescu; Ion Luca Caragiale, Ion Creangă o Barbu Ştefănescu Delavrancea; Liviu Rebreanu, Camil Petrescu, Mihail Sadoveanu o George Călinescu; Tudor Arghezi, Lucian Blaga o Marin Preda. De hecho, es probable (no lo he comprobado) que muchos de ellos ni siquiera estén traducidos al español todavía. Y sin embargo, estos nombres están entre los más notables de la literatura rumana de los siglos XIX y XX. Lo cual nos lleva a preguntarnos: si hubieran escrito en francés, en alemán o en inglés, ¿conoceríamos sus nombres?

Anuncios

2 pensamientos en “Rumanía (14): Literatura rumana

  1. Es triste que nos perdamos a escritores de estas literaturas menos conocidas, que en muchos casos son geniales.

    Por lo demás yo recuerdo que hace la tira de años Alianza Editorial en su edición de bolsillo (perdón por la publicidad) publicó una colección de narraciones rumanas muy interesante, en la que se incluían algunos de los autores más destacados. No puedo decir que estén todos los que nombras pero yo recuerdo al menos a Creanga, Sadoveanu, creo que también estaba Rebreanu… Era una joya de libro. Me imagino que será imposible de encontrar, si acaso en alguna biblioteca perdida…

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.