Rumanía (2): antes de ir

Bandera de Rumanía

Bandera de Rumanía

Antes de ir, una impresión: Rumanía está muy lejos de aquí. Y no me refiero a la distancia física, que comparativamente no es tanta -tres horas de vuelo, cruzando el continente europeo casi de punta a punta-, sino a lo poco que sabemos de Rumanía.

Para empezar, ¿alguien sabe cuál es la moneda oficial de Rumanía? Yo, desde luego, no tenía ni idea hasta que empecé a buscarla hace dos semanas. La respuesta es: el leu, hasta que el euro sea oficial allá en 2014. Por cierto, que es imposible encontrar un solo banco en Bilbao que venda leus, así que tendré que cambiar cuando llegue al aeropuerto de Bucarest.

¿Cuál es la lengua oficial de Rumanía? Pues el rumano, claro, que como su nombre indica es una lengua romance, pero con influencias eslavas, así que no va a ser tan fácil entenderse. Por cierto, que también es imposible encontrar una “guía de conversación español-rumano” en Bilbao, así que tendré que conformarme con una “Guía de conversación rumano-español”, que es parecido, solo que las explicaciones generales están en rumano, y que aparece la transcripción fonética de la pronunciación española, que a mí no es que me valga de mucho.

¿Y qué más sabemos de Rumanía? Pues, a juzgar por las conversaciones que he tenido en el último mes, que la capital es Bucarest (bueno, esto, justo justo); que es el país de los vampiros (hombre, es verdad que tanto Transilvania como el Castillo de Vlad el Empalador están en Rumanía); que hay gitanos que emigran hacia Italia y llevan dientes de oro, y que es uno de los países más pobres de la Unión Europea. Y ya, si nos ponemos históricos, hay quien recuerda el comunismo, la dictadura de Ceaucescu y su ejecución televisada, y la transición a la democracia.

No es mucho, la verdad. Espero aprovechar este mes para completar mis conocimientos de rumanidad…

Anuncios

6 pensamientos en “Rumanía (2): antes de ir

  1. Pingback: Rumania-2-antes-de-ir : Sysmaya

    • Sí, personalidades rumanas que conocemos: Gica Hagi, Gica Popescu, Nadia Comaneci… y ahora, Herta Müller (que es rumano-alemana o germano-rumana, no sabría decir). ¿Alguna más?

  2. Pingback: Rumanía (20): ¡Vampiros! « Como un libro abierto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s