Rebelión vs. Wikipedia

Un fantasma recorre la Wikipedia en español: el fantasma de Rebelión.org. Este es un conflicto ya viejo (en términos internetianos) pero que ha resucitado amplificado cuando Richard Stallman, gurú del software libre, ha atacado duramente a la Wikipedia en español en Wikimanía 2009 por bloquear la posibilidad de incluir enlaces a la página rebelion.org. El conflicto es complejo, tiene muchos matices y desde luego está muy lejos de ser el ataque conservador y sionista a la libertad que presentan los de Rebelión.

Empecemos por el principio: todo se inicia el 24 de mayo de 2008, cuando la bibliotecaria Gusgus (también conocida por su nombre de pila, Mercedes) incluye a Rebelión en la “lista negra” de enlaces de Wikipedia, por considerar que se estaban añadiendo masivamente enlaces a esta página (spam), y que además esta página no reunía las condiciones de neutralidad y verificabilidad que exige la Wikipedia -algo que, lógicamente, a los redactores de Rebelión no les gustó un pelo-.

¿Es correcto el bloqueo a Rebelión? Veamos: Rebelión.org es un “medio de información alternativa que reúne y difunde contenidos políticos, sociales y culturales relacionados con los movimientos anticapitalistas de izquierda, extrema izquierda y ecologísta a nivel internacional” (según el artículo de la propia Wikipedia), que incluye básicamente artículos de redacción propia, y artículos de importantes pensadores de la izquierda internacional, traducidos.

El hecho de que estos artículos sean no neutrales en principio no debería ser un problema, porque también son “no neutrales” páginas como Libertad Digital o El Plural, y no por eso han sido bloqueados (recordemos que lo que debería ser neutral es la redacción de Wikipedia, no las fuentes en las que Wikipedia se basa). Quedan entonces dos argumentos fundamentales para bloquear Rebelión: el primero y más evidente, que efectivamente alguien estuviera haciendo “spam”, es decir, utilizando la inclusión de enlaces en Wikipedia para enviar tráfico a Rebelión (en el momento del bloqueo había, creo recordar, más de 400 enlaces de este tipo); en segundo lugar, el argumento de más peso niega que estos enlaces sean relevantes la mayoría de las veces: si el artículo al que se enlaza es de redacción propia (es decir, escrito y autopublicado por los redactores fijos u ocasionales de Rebelión), es dudosamente relevante -porque prácticamente nada distingue entonces a Rebelión de un blog-; y si son de autores de prestigio, ¿por qué no enlazar con la fuente original, en vez de con una traducción sobre cuya situación legal (por cuestión de derechos de autor) puede haber dudas fundadas?

Dicho esto, y dejando abierta la cuestión de si es adecuado bloquear los enlaces a Rebelión en Wikipedia (yo creo que sí, pero la respuesta no es evidente en ninguno de los dos sentidos), lo que es absurdo, lamentable e injustificable es la campaña iniciada por Rebelión desde el momento del bloqueo, acusando a la Wikipedia en general, y a dos o tres de sus bibliotecarios en concreto, de censura, sionismo y conservadurismo extremo, e iniciando una campaña intra y extrawikipédica (en la que menéame, que suele ser muy crítico con Wikipedia, jugó un papel importante) para intentar que se desbloquee esta página.

Los ataques personales son, como decía, absurdos e injustificables. Que Gusgus (Mercedes) haya usado como fuente la Enciclopedia Católica (por el motivo fundamental de que ha pasado ya al dominio público, y por lo tanto sus textos pueden ser reutilizados libremente) no la descalifica como editora ni como bibliotecaria; que Kordas haya dedicado una parte más o menos importante de su tiempo a editar en artículos relacionados con el espinosísimo tema del Oriente Medio no lo convierte en un sionista, y aunque lo fuera, esto no tiene nada que ver con el bloqueo de Rebelión. Resucitar a usuarios dormidos o crear usuarios títeres para modificar la Wikipedia y hacer presión en plan lobby tampoco parece lo más razonable.

La acusación de censura, por último, es especialmente absurda: sería censura si los bibliotecarios tuvieran la potestad de entrar en Rebelión, modificar sus contenidos y borrar las informaciones que no les gustasen. Bloquear la posibilidad de enlazar a Rebelión desde Wikipedia puede ser una decisión criticable, cuestionable o polémica, pero en ningún caso es censura, porque no limita la libertad de expresión de nadie ni impide que los redactores de Rebelión publiquen lo que les dé la real gana.

En resumen, este es un conflicto que se ha salido de madre casi desde el principio, principalmente (y creo que no digo esto ofuscado por mi “lealtad” a Wikipedia) por la agresividad innecesaria y la mezcla de churras con merinas de los redactores de Rebelión; la inclusión de esta página en la lista negra pudo ser una decisión cuestionable, pero fue en todo caso una decisión editorial o técnica basada en las políticas de wikipedia (spam, verificabilidad, neutralidad) y no en cuestiones ideológicas. ¿Podía haberse solucionado el conflicto de otra manera, por ejemplo desbloqueando los enlaces a Rebelión, a condición de que no se convirtieran nuevamente en spam? Quizás, pero una campaña de ataques personales y colectivos como la que inició Rebelión hace más difícil que el asunto pueda afrontarse serenamente, o que una retirada del bloqueo no se entienda como una “bajada de pantalones” por parte de Wikipedia, y un triunfo de Rebelión. Una pena, sobre todo por el perjuicio que todo este conflicto está causando a la Wikipedia en español.

5 pensamientos en “Rebelión vs. Wikipedia

  1. Joder, qué tedio. A ver, por partes. rebelión.org contiene dos cosas: artículos de opinión (muy) sesgados que solo son pertinentes en poquísimos artículos (en virtud del PVN) y artículos de terceros, traducidos SIN PERMISO y VIOLANDO LOS DERECHOS de los autores originales, que no sirven para nada (deben enlazarse los originales). Así que no ha lugar espamear Wikipedia con 400 enlaces. Y menos hacer campaña a modo de pataleo, acosar, usar títeres, etcétera. Punto.

    Por otro lado, ¿a quién cojones se le ocurrió invitar a RMS a Wikimanía? Ya hay que ser lerdo, por Zeus.

  2. Sí, el asunto es cansino y lamentable. Es posible que haya casos en los que un enlace a Wikipedia sí sea relevante. Por ejemplo: que una personalidad de prestigio de la izquierda española publique un artículo en Rebelión; o que un artículo de un escritor extranjero se traduzca por primera vez al español en Rebelión, y se publique con su adecuada licencia, respetuosa con la licencia original, etc. Desde luego, para enlazar a un artículo donde Perico el de los Palotes dice que X es un fascista o que Y es un sionista, pues no.

    Ah, por cierto, mi entrada ya enlazaba a tu blog (mira el enlace donde dice "dos argumentos"), así que procedo a incluir tu blog en la blacklist de Bilbao-Limerick. Ahora ya puedes acusarme de sionista, nazi, comeniños o lo que quieras. 🙂

  3. El que más gracia me hace es el argumento de bloqueo por motivos ideológicos. No veo yo que Alasbarricadas, La Haine, etc, esten bloqueadas. Y son tan rojas como rebelion o más.

    Bloquear páginas spameras (y con muchos menos enlaces) es algo que se hace todos los días. La única diferencia es que vendopiso.com no tiene un club de fans para trolear.

    Y el fondo de la cuestión es el descenso del número de visitas, ¿que otra cosa podría ser?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.